• contacto@islasdelplacer.com

BLOG

20 posturas para el orgasmo clitoriano

En el sexo lo más importante es que tanto tú como tu pareja logréis el máximo placer.

Muchas veces por querer satisfacer a nuestro chico nos olvidamos de lo que realmente nos excita y nos da placer a nosotras.

El 80% de las mujeres son más sensibles al orgasmo clitoriano, así que te traemos algunas posturas infalibles para que tú también consigas el orgasmo a través del clítoris. La clave en todas ellas es el fácil acceso al pene a esta zona tan sensible del cuerpo y de la que a menudo nos olvidamos.

Y es que a veces, ya sea por el tamaño del pene de nuestra pareja o por la forma en la que hacemos el amor, pensamos que no podremos alcanzar nunca determinado placer. Pues bien, quítate esa idea de la cabeza. ¡Con la postura adecuada se pueden hacer grandes cosas!

Disfruta del sexo con tu pareja y conócete aún más, descubriendo algunas nuevas posturas para estimular el clítoris.

El molinillo de viento: Esta postura facilita el acceso al clítoris por parte de los dos. Apresa a tu chico con tus piernas y que él sea el encargado de estimular la zona.

La milhoja: en esta postura quien decide el ritmo y la intensidad es la mujer, así que escucha a tu cuerpo y marca los tiempos para lograr el orgasmo. La fricción de la zona del clítoris será la clave.

El 99: es prácticamente la postura de “la cuchara” una de las más recomendadas para lograr el orgasmo clitoriano. Al conservar las manos libres, tu pareja puede acceder de forma sencilla a tu clítoris y estimularlo. Esta postura tiene el elemento extra de la protección.La seguridad de notar a tu pareja en tu espalda, hace que te desinhibas mucho más.

Sentadillas: de nuevo de espaldas tu pareja tendrá un mayor control de la zona de tu clítoris. De esta forma mientras tú puedes ser la quemar que los movimiento, él será quien estimule esta zona.

Desenfreno en las escaleras: mientras él te penetra desde atrás, sus manos están libres para estimular tu clítoris. Además, la fricción de sus testículos, ejercerá una estimulación extra, muy beneficiosa para el orgasmo clitoriano.

El clip: en esta postura de nuevo es él quien es el encargado de acceder a la zona de tu clítoris y estimularlo con sus manos. Tú puedes acompañar el movimiento para lograr un mayor placer.

La liana: aguanta el tipo con esta postura propia del Circo del Sol, y deja que sea él quien se encargue de estimular tu clítoris.

En suspensión: echa tu cuerpo hacia atrás y deja que tu clítoris quede expuesto a la habilidad de tu pareja. Mantén un ritmo constante en tus movimientos, y lograréis acompasaros a la perfección.

El abrazo del Koala: con esta postura el orgasmo clitoriano está asegurado. Tu pareja puede estimular tu clítoris mientras observa tu espalda. Combina factores que os satisfacen a ambos.

El cangrejo: aquí él es el encargado de desplazar tus caderas y guiarte por el camino del orgasmo. Simplemente confía en él y déjate llevar.

El lobo: acorralada por la espalda, deja que tu chico estimule tu clítoris, a la vez que marca el ritmo. Esta postura es de lo más sensual, el orgasmo está asegurado.

La sentadilla: ejercita tus piernas mientras controlas el movimiento de tu pelvis. En esta postura tú eres la encargada de llevar el ritmo y marcar la intensidad. Estimula el clítoris según te lo pida el cuerpo.

El pulpo: una vez encuentres la postura en la que estés cómoda, mantén una de tus piernas en alto y deja que tu pareja se encargue de lo demás.

El 69: acurrúcate en tu pareja. Él será el encargado de ejercer el movimiento, mientras que la estimulación del clítoris llegará por la fricción contra su cuerpo.

De rodillas: deja que él sea quien lleve el peso de la postura. Acomódate y tu pareja, además de marcar el ritmo de la penetración, tendrá acceso a tu clítoris para alcanzar el orgasmo clitoriano.

El cruzadito: aquí vuelves a ser tú la que lleva la batuta y ajusta los movimientos según tu excitación

La cuchara: aparte de ser una posición íntima y romántica, la cuchara es una postura muy propicia para el orgasmo clitoriano.

La cruz en llamas: con esta postura es imposible no alcanzar el orgasmo. Todo tu cuerpo vibrará de placer

La tregua: postura calmada y efectiva. Ninguno de los dos tendrá que hacer mucho esfuerzo. Un sutil e intenso orgasmo se apoderará de tu clítoris.

La vela: la clave que hace que consigas llegar al orgasmo a través del clítoris es el hecho de mantener tus piernas en el aire, lo que aumenta tu sensibilidad. Deja que qué marque el ritmo y estimule la zona.

El barco de vela: levanta las piernas y deja que él sea el encargado de llevar el ritmo. En esta postura, tu chico tendrá acceso a la zona del clítoris de una forma sencilla y directa.

¿Eres raro o rara en el sexo?

El mundo del sexo es infinito. Tan amplio como tu imaginación y tan intenso como tus ganas. Solo tienes que probar, practicar y no cerrarte a descubrir nuevos placeres, estén donde estén. Por eso, tanto si tienes pareja como si eres una mujer sexualmente activa que disfruta de sí misma con compañeros (o compañeras) de cama, vamos a proponerte unas cuantas prácticas sexuales nuevas y originales con las que alcanzar unos orgasmos increíbles.

Puede que algunas de estas técnicas sexuales ya las conocieras (aunque probablemente con otro nombre), tal vez otras ni te las hubieras imaginado por ti misma y, es posible, que ya hayas tenido la suerte de disfrutar con otras en alguna de tus relaciones sexuales. En cualquier caso, vamos a hacer un repaso por esas técnicas nuevas y no tan nuevas que todo el mundo debería probar al menos una vez en la vida para disfrutar al máximo de su sexualidad. Y es que nunca se sabe dónde puedes encontrar tu práctica favorita…

Aquí te proponemos unas cuantas ideas sobre dónde podrías poner tus dedos, tu cuerpo o incluso tu mente para disfrutar del sexo de una forma diferente. Pero recuerda siempre que, para que goces de forma completa, primero debes estar abierta de mente, convencida de que te apetece probar cosas nuevas y, preferiblemente, tener cierta confianza con tu compañero o compañera en la cama. Si se cumplen todos estos factores, ¡no te lo pienses más! Comenzamos nuestra lista con el nombre y la descripción de 30 prácticas sexuales un poco raras que debes probar al menos una vez en la vida. ¿Te atreves?

Pero antes de pasar las páginas para conocer todas, aquí te dejamos la explicación de las 10 prácticas sexuales más llamativas y placenteras. Recuerda, como todo en la vida, se trata de optar por las que más se adecuen a tus gustos (sexuales, en este caso). Por lo tanto, si no te sientes a gusto con alguna de ellas, ¡no hay problema! Descártala y elige otra que te haga sentir cómoda:

1. Tickling – Prácticas sexuales raras que debes probar

Aunque a algunos les parezca una tortura, esta práctica se basa en ofrecer a la otra persona cosquillas eróticas hasta alcanzar orgasmos que a todas luces se antojan agotadores. Es una buena forma de añadir diversión al clímax, eso sí.

2. Humming – Prácticas sexuales raras que debes probar

El humming consiste en emitir vibraciones con la boca sobre los genitales. Con la vulva o el pene en la boca, se trata de provocar pequeños zumbidos que causan un extra de placer durante el sexo oral. No es nueva esta práctica, ya que se le considera el germen de los juguetes eróticos.

3. Squirt – Prácticas sexuales raras que debes probar

La expulsión en chorro o en grandes cantidades de líquido eyaculatorio por parte de la mujer. Se produce tras una intensa y concienzuda estimulación del clítoris y con una mezcla de movimientos pélvicos, relajación y mucho erotismo.

4. Fisting – Prácticas sexuales raras que debes probar

Ojo con esta. Consiste en introducir el puño entero en el ano ola vagina de tu pareja. Se trata de hacer sentir a la otra persona completamente llena y plena, pero hay que tener cuidado, hacerlo despacio, con mucha lubricación y paciencia para dilatar a la otra parte sin provocar ninguna lesión.

5. Carezza – Prácticas sexuales raras que debes probar

Es una técnica para alargar el clímax. Se trata de penetrar de forma más intensa y profunda cuando se está menos excitado y frenar o quedarse quieto dentro de la vagina durante unos segundos cuando esté a punto de terminar. Perfecto para personas que quieran alargar el coito.

6. Carrete filipino – Prácticas sexuales raras que debes probar

Técnica que se basa en atar un cordel o hilo a la base del pene para constreñirlo y, de esta forma, intensificar el orgasmo y alargar el coito. Ni cabe decir que debes informarte bien antes de probar esta práctica, para evitar lesiones y para sacar todo el partido a esta práctica, ya que se debe apretar y soltar en el momento preciso.

7. Matutolagnia – Prácticas sexuales raras que debes probar

Esta práctica seguro que te suena aunque el término sea nuevo para ti. Se trata detener ganas de tener sexo mañanero… Está bien, lo más raro en este caso es el término. Trata de despertar a tu pareja con caricias en sus genitales y le añadirás un extra de morbo.

8. Footjob – Prácticas sexuales raras que debes probar

El tema“pies” es peliagudo para mucha gente, pero tal vez te reconcilies con ellos si pruebas con esta práctica que consiste en masajear con los pies las zonas erógenas. Una gran experiencia para fetichistas que te recomendamos probar primero con algo de aceite para que resbale sobre la piel.

9. Sexting – Prácticas sexuales raras que debes probar

Una práctica perfecta para caldear el ambiente en cualquier situación. Se trata demandar mensajes subidos de tono a tu pareja sexual y que este te los devuelva. Montaos una historia, enviad mensajes de voz, intercambiad fotos y fantasías…¡La imaginación es el límite! 

10. Florentino – Prácticas sexuales raras que debes probar

Se trata de una práctica ideal para excitar al hombre. Durante la penetración, la mujer empuja con sus dedos el prepucio del pene hacia abajo, de forma que cada vez que penetre a su pareja el glande esté más expuesto y por lo tanto le dé más placer. Es una buena forma de acelerar la eyaculación.

¿Qué te parecen, has probado ya algunas de ellas?

 

 

FUENTE: ENFEMENINO.COM

Sexo oral. Cosas que debes saber

Bien, es momento de enfrentar la verdad: el sexo oral es placentero, aunque existan tabúes y muchos mitos alrededor de su práctica. Así que decidimos no hacer caso a las malas lenguas, y te traemos algunos pocos pero valiosos datos sobre el sexo oral. Pensé en ofrecerles 69 curiosidades sobre esta práctica, pero no sabía cuándo ni cómo iba a terminar.

7. El sexo oral es antidepresivo

Bien, dado que hay investigaciones que hablan de las propiedades antidepresivas del semen, ya sabes lo que queremos decir. El semen contiene cortisol, que mejora el humor en general, pero también contiene tres antidepresivos por excelencia: melatonina, tirotropina y serotonina.

6. Hay animales que practican el sexo oral

No es muy frecuente, pero se ha visto este comportamiento sexual en bonobos jóvenes, más que nada como una conducta lúdica. Pero también hay casos registrados de sexo oral entre los murciélagos de la fruta. Según las investigaciones, si la hembra de murciélago lamió los genitales del macho, la copulación dura más.

5. El sexo oral es culto

Bueno, si hablar latín es culto… Al menos hay dos palabras de origen latín que refieren a su práctica en un hombre y una mujer, respectivamente, fellatio (de fellare, chupar) y cunnilingus (cunnus, cuña, y lingus, lengua).

4. El 69 % del mundo…

Una encuesta realizada por Durex en diferentes partes del mundo demostró que el sexo oral es la actividad sexual favorita de hombres y mujeres, con el 69 % –sí, parece que no podía ser 68 o 70 %… en fin– de las preferencias.

3. Por transitiva, el sexo oral puede ser bueno para la salud…

Está comprobado que alcanzar un orgasmo es una forma de aliviar el dolor, gracias a la liberación de oxitocina. Asimismo, ayuda a mejorar la salud cardiovascular y combatir el envejecimiento. Por consiguiente, el sexo oral es saludable, con las precauciones necesarias. Porque…

2. Sí, te puedes contagiar de enfermedades

Claro que hay varias enfermedades de transmisión sexual que puedes contagiarte al practicar sexo oral, como sífilis, herpes, gonorrea, o el virus del papiloma humano, entre otras. Pero también es cierto que el riesgo no es mayor que para otras prácticas sexuales. Lo importante es estar informado y usar protección.

1. El sexo oral no engorda… o sí

Como lo mencionamos al hablar de las curiosidades del semen, una eyaculación típica tan solo contiene unas 20 calorías. Bien… eh…  hagan cálculos y saquen sus propias conclusiones.

 

 

FUENTE: VIX.COM (EDUARDO HUGALDE)

¿Eres bueno en elsexo?

Lo queramos o no, tanto cuando estamos comenzando una nueva relación como si queremos mejorar nuestra vida en pareja, el sexo es una de las partes más importantes.

Ya sea porque apenas conocemos a la otra persona como para pedir o sugerir lo que nos gusta, como porque hay tal exceso de confianza que vamos a tiro hecho sin preocuparnos por introducir mejoras, innovar en la cama no es tan común como debería.

En general, todos queremos quedarnos con la sensación de estar haciéndolo bien y sentirnos unos buenos amantes. Pero satisfacer a la otra persona a la par que nos aseguramos nuestro propio gozo no siempre es sencillo y el sexo puede ser tan mágico como incómodo. Todo depende de cómo nos desenvolvamos en la situación o de lo que seamos capaces de hacer creer.

Toparnos con un momento incómodo en la cama del que no sepamos salir victoriosos tiene una solución más sencilla de lo que parece. Al menos así lo plantea Anna Davies en Shape donde recoge algunos consejos para “añadir un poco de calor extra al dormitorio” de expertos en sexología.

Si no tienes muy claro por dónde empezar para probar cosas nuevas en la cama o acabas de conocer a alguien y quieres quedar como un auténtico experto –o al menos no como si acabases de salir del celibato–, estos 6 trucos pueden ayudarte a aparentar que lo del sexo para ti es coser y cantar. Como dice Tammy Nelson, terapeuta sexual y autora de Getting the Sex You Want (Quiver), con estos consejos quedarás “como un profesional y aderezarás las relaciones sexuales sin importar tu nivel de experiencia”.

  1. LA PUESTA EN ESCENA: AYÚDATE DE ELEMENTOS SORPRESA

Basta de nervios, comparaciones o frustraciones. Como dice Mark Michaels, co-autor de Partners in Passion (Cleis Press), “el sexo debe ser divertido y probar algo nuevo garantiza poder cambiar las cosas”.

Ayudarte de otros elementos puede ser la clave para apoyar tu puesta en escena. Desde lencería, algún juguete sexual, luces cálidas y velas, un masaje relajante o simplemente mandando algún mensaje picante previo para ir metiendo en situación a tu amante, te ayudará a recrear el escenario ideal y transmitirá la idea de que sabes lo que te haces y esto no te pilla de nuevas.

  1. PAUSAS PARA MARCAR EL RITMO

Como se suele decir, las prisas no son buenas consejeras y si hay algo que sobra en la cama son precisamente los estreses por terminar rápidamente. ¿Te cansas de postura, te va a dar un calambre o directamente no te estás ahogando? Ya sea porque no te cuides mucho físicamente o porque casi te habías olvidado de cómo se practica este tipo de “deporte”, la solución es bien sencilla: haz descansos.

Es importante aprovechar las pausas para besar, acariciar o masajear a la otra persona de tal forma que no se trate de una bajada de cien a cero. Seguir activos durante las pausas conseguirá que nadie se salga de escena y mantengamos el interés y la conexión.

  1. POSE Y ACTITUD

Mostrar pasión e interés en lo que estamos haciendo nos ayudará a mostrar más seguridad delante de la otra persona y a aparentar que sabemos lo que hacemos. “Independientemente de lo que estés haciendo, el entusiasmo es mucho más importante que la técnica”, opina Michaels.

  1. TOMA LAS RIENDAS DEL JUEGO

Una de las fantasías sexuales más comunes entre las mujeres es precisamente sentirse dominadas en la cama. También son muchos los hombres que disfrutan cuando se cruzan con toda una dominatrix. Davies comenta que tomar el liderazgo de la relación “puede ayudarte a excitar mejor sus zonas erógenas” que, en su opinión, “son más difíciles de encontrar cuando las dos personas están ‘trabajando’ activamente”.

La idea es transmitir el mensaje de que se puede hacer un intercambio de roles: “no te muevas y hoy mando yo y el próximo día tú”. Claro que el hecho de que haya un futuro encuentro también dependerá de lo bien o mal que se nos dé dominar. Como para gustos, colores, lo mejor en estos casos es preguntar.

  1. MIRAR FIJAMENTE A LOS OJOS

“Suena cursi, pero centrándote en mirar a sus ojos mantendrás el foco lejos de lo que está pasando por debajo del cinturón” bromea Michaels.

Mirarse a los ojos siempre ayuda a conseguir una conexión especial y más intensa que si nos limitamos a gemir y cerrar los ojos (“¿qué estará visualizando en su mente?”, podrían preguntarse algunas mentes perversas…), “especialmente durante el sexo oral donde los gestos y señales de tus expresiones faciales son clave”, puntualiza el experto en sexología.

  1. LA IMPORTANCIA DEL AFTER SEX

Quizás echabas de menos llegar al punto en el que alabemos la magia de los preliminares. Estos siempre son necesarios y, si sabes manejarte correctamente, pueden hacerte quedar como un auténtico experto. De lo que casi nunca se habla es de los cariños que deben darse después de alcanzar el clímax, y son igual de importantes.

Un reciente estudio de la Universidad de Toronto, Mississauga, encontró que el comportamiento post-sexo, incluyendo besos, abrazos o hablar en un tono cariñoso, ayudaba a fortalecer y mejorar la satisfacción sexual.

Un arrumaco y dejar la luz encendida –o encenderla, según el caso– y charlar un rato sobre lo placentero que ha sido, qué ha estado mejor o peor, etc. Disfrutar del after sex hara´que la velada sea redonda: “Concéntrate en lo que increíble que ha sido el momento en lugar de ahondar profundamente en anécdotas de tu infancia o iniciar una conversación sobre “¿hacia dónde va esto?”, recomienda Davies.

 

FUENTE: www.elconfidencial.com (Alba Ramos)

123
Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola